El invierno inunda sector de la ciudadela Parrales y Guale.

Jipijapa no había tenido problemas de inundación en sus sectores bajos, pero ahora los tiene.

La fuerte lluvia que cae por el invierno, ha afectado a la ciudadela Parrales y Guale en el sector del Coliseo, en las calles 5 de Junio, Manuela Cañizares y 15 de Octubre. Esta vez las viviendas se volvieron a llenar de agua y lodo.

El alcantarillado pluvial y sanitario no funciona por el taponamiento existente según dicen los vecinos. Cuando se realizaron trabajos de mantenimiento del asfaltado, no limpiaron los sumideros que quedaron llenos de piedras y lodo y allí está el problema.

Otro problema que se suscita es en la calle Espejo; la tubería del alcantarillado tenia reboses de aguas servidas, lo que se había convertido en un problema constante. El Ministerio de Obras Públicas decidió reconstruir esta calle como un acceso  al Hospital General Jipijapa, por lo que el GAD cambio un tramo  de esta tubería dejando la otra sin esos trabajos,  por lo que se generó un problema de reboses de aguas servidas al interior de los domicilios.

La Empresa de Agua Potable que es la que tiene que ver con los trabajos aduce que no tiene dinero y por lo tanto los trabajos no se realizan, además de que tiene sus vehículos de limpieza en mal estado.

El fuerte aguacero con relámpagos y truenos que azoto a la ciudad, una vez más inundo a las casas subiendo las aguas hasta un metro las  que no tienen por donde fluir, hasta que alguien decida hacer los trabajos pertinentes.